Si te diriges a la derecha de la playa Joao Fernandes te encontrarás con la playa Joao Fernandinho. Una zona maravillosa y calmada para los amantes de la tranquilidad.

Praia Joao Fernandinho

La playa Joao Fernandinho no es tan bulliciosa como la de Joao Fernandes, llena de comercios, bares y gente.

En sus 100 metros de largo no llega apenas oleaje, esto es debido a que la playa está rodeada de un sistema de roca que las separa de las otras playas. Es por eso que se suele decir que se trata de una piscina natural.

Lo más conocido de este pequeño rincón son sus restaurantes, donde todo el mundo está de acuerdo en que es el lugar donde se come el mejor marisco y el pescado de toda la ciudad. Famosas son las langostas y también las ostras frescas. Además, es típico que pasen habitualmente vendedores ambulantes para ofrecer a los visitantes productos típicos, como por ejemplo las castañas de cajú.

Joao Fernandinho

En esta playa, el deporte más practicado es el buceo, sobre todo con snorkel. En uno de los corales cercanos se podrán disfrutar de unas vistas maravillosas, ya que están habitados por multitud de peces de colores realmente llamativos. También se puede practicar algunos tipos de caza submarina.

Los amantes de estos tipos de prácticas encontrarán en la playa Joao Fernandinho también unas de las aguas más cálidas para disfrutar de un relajado baño, de tonos verdes y azules. En todas las playas de la ciudad de Búzios se encuentran muchos turistas suramericanos, de hecho, es uno de los sitios por excelencia de visita para los argentinos.

Es uno de los lugares más idóneos para pasar unos días de calma con la familia o la pareja, pero también para ir con amigos, ya que a tan sólo dos kilómetros se encuentra la zona de bares.